sábado, mayo 27

Las ranas también se enamoran

sábado, mayo 27
Libro: Las ranas también se enamoran
Autora: Megan Maxwell
Género: Romance, contemporánea
Editorial: Esencia (abril 2017)
Año: 2011
Origen: España
ISBN: 978-84-08-16277-3
Páginas: 384
Puntuación: 6
Primer Capítulo: Leer aquí
Reseña: A sus treinta y dos años, Marta no ha tenido una vida fácil. Con una hija de diecisiete años y una infancia dura, Marta ha encauzado su vida y en la actualidad trabaja para una importante diseñadora de moda y vive felizmente en su casita de Madrid. 

Aunque Marta es muy independiente y ha perdido la fe en el amor, en el fondo tiene ganas de estar con un hombre. Por ello, sus amigos la animan a buscarse un amigo con derecho a roce sin compromisos. En principio, a nuestra protagonista no le acaba de convencer la idea pero, finalmente acaba fijándose en un atractivo británico llamado Philip, con quién comenzará una complicada historia de amor.

Estamos ante una reedición por parte de Esencia de un título romántico de mi queridísima Megan Maxwell. Un libro que me ha sacado más de una carcajada con sus ocurrencias, sus personajes desenfadados y ese toque romántico picaresco tan fiel a su estilo. A grandes rasgos, es un libro que efectivamente me ha gustado y divertido a partes iguales, aunque también quiero ser objetiva y debo recalcar que la historia es muy parecida a otros títulos de la autora y, en cuanto a escritura, hay un par de detalles que no me han convencido. 

El argumento gira en torno a la historia de amor entre Marta y Philip, una pareja que son polos opuestos pero cuya atracción es explosiva. Aderezando la trama romántica, también se suma un elenco de secundarios maravillosos compuesto por los amigos de Marta y la encantadora familia de Philip. Quienes hayáis leído algún libro de Megan Maxwell, ya sabréis que para la autora es muy importante la familia y amistades, por eso en sus libros dichas tramas toman mayor relevancia. Por un lado, es cierto que si lees varios libros seguidos de la autora puede resultar monótono pero, por otro, si te gusta su estilo y es lo que realmente buscas para divertirte, efectivamente este título lleva el sello Megan Maxwell en todas sus páginas.

En cuanto a la relación amorosa, he disfrutado muchísimo con los encuentros y desencuentros de esta pareja tan peculiar. Como dato negativo, es una pareja estereotipada de soltero atractivo y con dinero que se queda irremediablemente prendado de una chica humilde, independiente y trabajadora. No obstante, me ha encantado presenciar los inicios de una relación donde sus protagonistas son tan orgullosos que son incapaces de dar su brazo a torcer en un tira y afloja sin sentido. Una historia de pasión, discusiones, celos y amor al más puro estilo de comedias románticas cinematográficas.

Centrándonos en los personajes, nos encontramos con una protagonista independiente, luchadora y trabajadora. Una madre soltera que ha sacado a su hija hacia adelante totalmente sola y sin ayuda de nadie. En cuanto a Philip, es el típico chico atractivo que hace suspirar a todas la mujeres por su dinero y físico imponente pero que, cuando se enamora, se vuelve el hombre más romántico del mundo. En general, pese a los estereotipos, me han gustado los protagonistas por ser temperamentales, juguetones y divertidos. En cuanto a los secundarios, destacar a los descarados amigos de Marta por protagonizar diálogos desternillantes, a la par que exagerados, y a la familia de Philip que, para tener una fortuna, son personajes demasiado cercanos, familiares y encantadores.

A través de un narrador omniscente,  Las ranas también se enamoran se caracteriza por una narrativa desenfadada, fresca y expresiones muy coloquiales. Por un lado, debo admitir que el tono desenvuelto y atrevido en los diálogos me hacía muchísima gracia porque sus conversaciones se asemejan a las que puedes tener con una amiga, haciendo uso de palabras muy informales y hasta cómicas. Pero por otro lado, la autora recurre en exceso a ese tipo de expresiones y, por tanto, más que conversaciones parece que está continuamente contando chistes en El club de la comedia.

Otro detalle que no me ha convencido en la escritura de esta obra es el cambio de perspectiva de personajes. Al tratarse de un libro narrado en tercera persona y enfocar la visión de Marta, Philip y el propio pensamiento de Marta, a veces me daba la impresión de que el cambio de perspectiva era algo confuso y repentino. Es decir, mientras estaba leyendo los pensamientos de Marta, de repente se pasa a la visión de Philip sin ser necesariamente el comienzo de un capítulo o descansillo. 

En definitiva, Las ranas también se enamoran cuenta con el garbo y descaro del sello Megan Maxwell. Un título divertido, romántico y desenfadado que gustará a los adeptos de la novela romántica contemporánea por ese toque chispeante y familiar tan arraigado de la autora.

6 comentarios:

Tamara López dijo...

A mi me gustó, lo único que tiene personajes demasiado tópicos.

Un beso ^^

eѕтнer™ dijo...

¡Hola!

Me alegra que te haya gustado ^^ A mí ya no me importan demasiado los estereotipos o clichés en las parejas o romances, que una ya está curada de espanto y total... con que me llame la atención la trama voy a leer la novela... xD

Pese a haber leído sólo una novela de Megan Maxwell yo también destacaría su forma de escribir, tan coloquial y desenvuelta :)

En fin... que espero animarme pronto a leer esta novela que seguro que me gusta un montón ^^

Gracias por la reseña. ¡Besos!

JuD dijo...

Hola!

Hace ya algunos años que leí esta novela de Megan y la verdad es que me gustó bastante aunque estoy contigo en eso que a veces recurre demasiado a ciertas expresiones.

Saludos!

Violeta dijo...

Hola preciosa!
Me encanto este libro, me saco más de una sonrisa y aunque es cierto que tanto Marta como Philip, son personajes muy típico de esta autora a mi me gustaron mucho.

Besotes!

Mary-chan dijo...

¡Hola! No es el libro que más me llama de Megan Maxwell, aunque la portada me parece muy graciosa. A ver si me estreno pronto con esta autora.

Besos!

Pinkiland dijo...

Esta autora no me llama nada, así que aunque lo dejas muy bien, no es una lectura adecuada para mí.

Un besazo!! :D

La Estantería de Cho © 2014